NO TE PUEDES PERDER
Universidades: muchas alumnas pero muy pocas catedráticas
A pesar de que el perfil del estudiante de las universidades públicas es mayoritariamente femenino (54% de mujeres frente al 46% de hombres), esa distinción por sexo se inclina hacia el hombre si hablamos de docentes y, más aún, de catedráticos, pues ocho de cada diez son varones.

Universidades: muchas alumnas pero muy pocas catedráticas

A pesar de que el perfil del estudiante de las universidades públicas es mayoritariamente femenino (54 % de mujeres frente al 46 % de hombres), esa distinción por sexo se inclina hacia el hombre si hablamos de docentes y, más aún, de catedráticos, que en Cantabria suponen nueve de cada diez.

«La situación está muy lejos de ser paritaria, la mujer está infrarrepresentada en las universidades», ha destacado a Efe la catedrática de Sociología de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) María Luisa García de Cortázar.

Aunque apunta que las mujeres han ido adquiriendo «más confianza» en sus trabajos y publican más investigaciones, sigue sin aumentar significativamente el número de catedráticas y, además, por la crisis no han salido plazas para cátedras en los dos últimos años.

El informe «La Universidad española en cifras 2012», presentado recientemente por la Conferencia de Rectores de Universidades de España (CRUE), dice que las diferencias por sexo en las categorías del profesorado están «muy marcadas».

En cuanto a los catedráticos, la proporción de mujeres es muy inferior a la de hombres, pues estos suponen el 82,1 %.

Dicha proporción es mayor en Cantabria (nueve de cada diez son catedráticos) o Castilla-La Mancha (86,9 % catedráticos); ninguna autonomía presenta una distribución equilibrada por sexos, siendo La Rioja (72,7 %) o la UNED (72,9 %) las que presentan menor desequilibrio.

El libro blanco de las mujeres en la ciencia española señalaba en 2011 que el 15 % de las cátedras estaban ocupadas por mujeres y que en los últimos 20 años el porcentaje de catedráticas solo había aumentado un 6 %.

García de Cortázar, que apunta que ese 15 % ha podido subir, según últimos datos, hasta el 18 %, critica que se trate de un tema del que apenas se debate.

Además, rechaza «la especie de embudo» que parece haber especialmente en la rama de las ciencias médicas para que accedan mujeres a las cátedras, y no olvida las cargas familiares que frenan a las féminas, pues siguen teniendo más peso sobre ellas que ellos, recuerda esta catedrática de la UNED.

En el caso de los profesores titulares, las diferencias en función del sexo son menores, con una proporción general cercana al 60/40, hombres y mujeres.

Así, cerca de dos terceras partes del profesorado es hombre (62,7 %) y un tercio mujer (37,3 %).

Por comunidades, Cantabria (68,4 %) o Extremadura (67,6 %) están por encima de la media en cuanto a dominio masculino, mientras que en la UNED se da un ligero predominio femenino (53,4 %).

Por el contrario, las chicas continúan accediendo a los centros universitarios en mayor medida que los chicos.

La paridad por sexo está más próxima en comunidades como Navarra, mientras que en Castilla y León se alcanza el mayor porcentaje de mujeres entre los estudiantes de nuevo ingreso, con casi cinco puntos por encima de la media.

La tasa de graduación en España es de 40 % mujeres frente a 24 % hombres, un patrón que se registra en la mayoría de los países europeos (50 % frente a 32 %) y de la OCDE (48 % frente a 32 %), con excepción de Japón (tasa de 48 % hombres y 39 % mujeres).

Fuente: EFE

Deja un Comentario

Bienvenido al portal de referencia conviveyestudia.org